10. ÉTICA DE LA BIBLIA



La ética es una ciencia de moralidad humana. La moralidad es el elemento más importante da cada cosmovisión. Una moralidad de poca calidad y peligrosa se puede considerar cada moralidad cuya fuente y base no es la misma ley moral natural invariable, de aquí en adelante solamente la Ley, sin embargo, la gente misma. La moralidad decide sobre la calidad de la cosmovisión de cada uno, de diferentes organizaciones de gente, organizaciones caritativas y criminales, religiosas y estatales. Una moralidad sana no conoce la norma de que el fin santifica los medios. Por ejemplo la cosmovisión ateísta y materialista propagaba que era moral todo lo que apoyaba el socialismo, es decir su poder. La Iglasia usó esta norma amoral durante la guerra cruzada contra los albigenses (1209-1229). También en caso de las guerras husitas es aplicable que el bien no se puede alcanzar usando medios amorales. El esfuerzo de M. Gorbačov, quien entendió que un gobierno sin la verdadera moralidad de soberanos y subordinados era destructivo, era digno de honor. Es errónea la idea de los teroristas creyentes de que mediante su suicidio y asesinatos de inocentes sirven al Dios y a su religión y que en recompensa irán al cielo. Estos ejemplos demuestran la importancia de una definición clara de la moralidad, que fue alterada enseguida después del noviembre de 1989 por las ideas derramadas en periódicos de que por ejemplo ordenadores, coches, centrales eléctricas podían envejecer moralmente. Pueden enevejecer pero solamente técnicamente, no moralmente. Esta idea falsa coadyuva a la suposición de que es posible y correcto modificar, cambiar y mejorar las normas morales de la Ley. El poder humano puede aprovechar y malemplear las leyes naturales, incluso la Ley, para alcanzar sus propósitos, sin embargo, la infracción de las normas de la Ley por quienquiera y en cualquier momento es amoral y siempre apoya la degradación de la salud moral tanto de individuos como de toda la sociedad. La degradación de la salud moral se refleja también en enfermedades del cuerpo físico.


Para que la Ley invariable no resulte ridícula, el Legislador añadió a la Ley la sanción perfecta, la ley del castigo, es decir de justicia, por cumplimiento o incumplimiento de las normas de la Ley. Sin embargo, esta sanción no suele ser inmediata, pero está sujeta a un aplazamiento temporal, y hasta alguna de las reencarnaciones futuras del hombre. Sin este aplazamiento temporal no habría existido la libertad humana de elección entre la luz de la Ley y la oscuridad de la amoralidad. Sin el aplazamiento del castigo por violencia o incumplimiento de la Ley no habría existido la justicia del Legislador, sino casualidad o voluntariedad del más poderoso. El emperador bizantino Justiniano, que eliminó la reencarnación de la creencia cristiana en 553, tomó parte en dificultar el reconocimiento humano de esta fantástica justicia educativa. La mejor experta en conocimiento de la Ley, Alma Excelsior, quien vivió en Boskovice en Moravia y murió en 1956, confirma en su obra literaria la existencia de reencarnación. Su obra es un don para la naciente Cultura Filadélfica, en la cual Chequia y la UE tienen un papel predestinado para purificar los ideales democráticos.


La moralidad supone el conocimiento de las normas de la Ley, autocrítica, autodisciplina, autogobierno, autoeducación y humildad ante la Ley y su Legislador. La contraria de la infracción de la Ley, es decir pecado, es la virtud moral. Las investigaciones científicas, cada vez más comprobatorias, demuestran que la asombrosa inteligencia incorporada en el reino mineral, en la fauna, flora, y en el reino humano no ha podido crearse de un caos de átomos y moléculas, por sí misma, sin un autor de esta inteligencia fantástica. La existencia de la NNI (la Suprema Inteligencia más Poderosa) no se puede elminar de la ética y de la moralidad.


Este folleto resumido tiene por objeto una prevención primaria, es decir de ideas, ante un desarrollo erróneo de la gente y de la democracia, es decir ante consecuencias ilegales de la amoralidad, los que no pueden ser prevenidos por ningún poder humano ni sobrenatural de la oscuridad, es decir barreras de la luz en nuestro interior y en nuestro alrededor. Ver más información en www.cz-eu.eu František Venzara, jefe de SPMZ


Es posible encontrar el texto completo del folleto ÉTICA DE LA BIBLIA solamente en www.cz-eu.eu en inglés y ruso.

 

<< RETORNO

 

Cтарт / Start: 1.3.2007
Oригинал / Original: www.spmz.info
SPMZ • Nádražní 28, 783 13 Štěpánov u Olomouce
Czech republic

IBAN: CZ81 0300 000 0002 5734 6517
BIC: CEKOCZPP

thank you for your support!